6 reglas a practicar todos los días para tener un matrimonio feliz

6 reglas a practicar todos los días para tener un matrimonio feliz

Foto de portada por: Danny Ramírez

La vida en pareja es, ya en sí mismo, un tema de lo más complejo. Y es que sí, las ilusiones se desbordan mientras está el noviazgo; sin embargo todo lo que alguna vez se mantuvo como el motor de la relación, puede cambiar en un segundo. Cuando se trata del matrimonio, no, hay nada tan sabio como aprender una sola cosa: hay que trabajarlo todos los días y sin descanso. Es como si se tratara de lograr un puesto que supera por mucho cualquier otra cosa que puedan ofrecerte, pero para tenerlo, hay que dar pasos en concreto todos los días. Para que no te hundas en miles de dudas, acá te paso 7 reglas básicas que debes practicar todos los días para tener un matrimonio feliz. ¡Toma nota!

1-¿En qué momento se dijo que a partir de ser esposos podían olvidarse de los halagos y la coquetería? ¡Al contrario! Es justo en este momento cuando deben de dejar más que claro que mueren el uno por el otro. Desde lo más sencillo, hasta lo más chusco, tu ahora esposo agradecerá que le recuerdes todos los días lo guapo que está, lo bonito de sus ojos, la chulada de manos que tiene, o bien, lo rico que te hace de comer. Nunca te olvides de todas aquellas cosas que te conquistaron por completo de él. Y que él también haga lo mismo contigo, please!

2-Los buenos besos nunca están de más

Y tampoco se trata de que entres en una especie de espectáculo público incómodo, ¡no! Aprovecha esos momentos que pasas a su lado, ya sea en la casa o en una cena romántica, para recordarle cuánto lo amas con tan solo un beso (de nuevo, no tienes por qué efectuar el máximo Public Display of Affection). Con tan solo un cariñito como estos lograrás no solo robarle una enorme sonrisa, sino que siempre se mantenga la magia entre los dos. No importa cuántos años pasen, el cariño entre ustedes nunca debe olvidarse.

Foto vía Unsplash: Mari Lezhava

3-Trabajen en un interés en común

Viajar, leer, cocinar, aprender otro idioma… ¡lo que sea! Aprovechen esos hobbies para crear nuevas experiencias entre ustedes que los unan al máximo. Trabajar en conjunto no solo logrará que su amor se fortalezca, sino que para ambos será más sencillo asumirse como un equipo que debe permanecer en armonía todos los días. Además, con este tipo de actividades, lograrán conocerse a un nivel más profundo y, ya de paso, seguro descubrirán mil cosas que los harán enamorarse máximo.

4-Platiquen antes de dormir

Por aquello de que no les dio chance echarse una buena plática en la cena, el momento antes de irse a dormir es el mejor aliado para contarse lo mejor de su día. Aquí es clave compartir los momentos más cool del día, así como aquellos problemas que traigan en la mente; también es el tiempo idóneo para hacer planes o citas. Hablen, hablen y hablen todo lo que sea necesario, ya que solo así lograrán tener un canal de comunicación súper fuerte y, cuando lleguen esos momentos medio grises, siempre permanecerán unidos y sin miedo a separarse.

Foto por Armando Aragón

5-Gracias… ¡siempre!

De verdad creo que esta es una de esas actividades diarias que, a pesar de su importancia, muchas veces se deja de lado. Si aún no lo practicas con tu novio / futuro esposo, ¡es momento de que lo hagas! Todos los días son enormes oportunidades para dar gracias por la vida que tienes, la pareja que se cruzó en tu camino, los miles de detalles que él tiene contigo, la forma tan linda en la que te cuida y te consiente, la capacidad que tiene para dejar de manifiesto sus valores… todo, absolutamente todo lo anterior, se puede convertir en una fuente potencial de agradecimiento. Nunca tomes las cosas por hecho y siempre mantén a tope tu capacidad de asombro.

6-Consentirse nunca fue tan divertido

Yo soy de las que piensa que el romance nunca debería pasar a segundo término, mucho menos cuando se trata de alimentar diariamente tu matrimonio. Cualquier pretexto es bueno para que le demuestres al amor de tu vida cuánto lo quieres: cocinarle, decirle cosas lindas al oído, bailar con él sin ninguna razón especial, tomarlo de la mano, escribirle cartas (sí, todavía están de moda), dejarle notas escondidas en su outfit para la oficina, mandarle regalitos… ¡todo se puede y todo es posible! Lo importante es querer hacerlo 24/7.

Foto vía Unsplash / Joanna Nix

No hay pretextos. Tu matrimonio es motor suficiente para que todos los días despierten la mejor versión de ti misma. El trabajo personal, en equipo y por alimentar su amor serán suficientes para que su relación no solo sea romántica, sino que también se caracterice por un sueño en común: estar juntos para toda la vida. Ahora sí, prepárate para ser una wifey for lifey!

Otros Artículos que pueden interesarte:



¿Cuáles serán las tendencias bridal
para el 2019?



Cómo sobrevivir a la elección y
pruebas de vestido de novia



6 reglas a practicar todos los días
para tener un matrimonio feliz