Aprender a vivir con tu nueva familia

Aprender a vivir con tu nueva familia

Foto de portada por Ben Sasso

Todos estamos acostumbrados a nuestra familia y nos encanta estar con ellas, es decir, es nuestra prioridad, hemos crecido con ellos, compartido todos los momentos importantes como cumpleaños, navidades muy calurosas y años nuevos muy divertidos pero ¿qué pasa ahora que estas a punto de iniciar una nueva vida con tu pareja en donde él ya pasa a ser tu familia principal?

Cuando decides dar el “Sí” también debes de estar consiente que tu pareja tiene familia y que obviamente también para el es una parte muy importante, los dos deben de tener muy presente eso y es importante que si empiezan a ocurrir algunas situaciones con su familia se lo hagan saber de inmediato el uno al otro.

Sabemos que son temas muy delicados ya que no hay personas más importantes en su vida y es de ellas de quien vas a emitir una opinión o vas a externar algo que no te pareció, lo cual es muy valido pero debes de tratarlo con el respeto que merezca y tener tacto para decir las cosas.

Otro punto, es que ambos tienen que entender que “ya son harina de otro costal” y que tanto el tiene derecho de asistir a eventos de su familia y cómo tú y acompañarse.

Si llega a haber un plan con tu familia política y de última hora lo cambian o no estás de acuerdo con él porque no se ajusta a tus tiempos o a tus necesidades pueden llegar los dos a un acuerdo para que los dos se vean beneficiados y evitar malentendidos con la familia política.

Foto Jessie Webster

Las festividades como navidad y año nuevo, probablemente represente uno de los mayores retos el primer año de casados. Lo que te recomendamos es que si, por ejemplo, la navidad es muy importante en tu familia y el año nuevo en la suya, así lo celebren, sin embargo en muchas familias suelen coincidir y si ese es tu caso, podrías tú ser la anfitriona de la fiesta y ofrecer la cena en su casa e invitar a las dos familias o si ese plan no se acomoda y las dos familias viven en la misma ciudad pueden pasar un rato de la noche con una y otro rato con otra.

En el caso de que una fecha importante para ustedes dos se cruce con otra fecha importante de alguna de las familias, como su aniversario con el cumpleaños de tu suegra, pueden prestarle atención a los dos eventos pero no dejen que ninguno pase desapercibido.

Así como estos casos pueden surgir muchísimos más a lo largo de su matrimonio, no podrás evitar que sucedan pero si puedes evitar una discusión o un mal rato siempre platicando y priorizando situaciones.