Naranja china, la fruta de moda en la decoración de bodas

Naranja china, la fruta de moda en la decoración de bodas

Foto de portada por Antonis Georgiadis

Seguro recuerdas cuando los centros de mesa para bodas se llenaron de manzanas, limas, limones reales, naranjas, mandarinas, etc. Si no te viene ninguna imagen a la cabeza, déjame contarte que las frutas se han mantenido como accesorios ideales como parte de la estética de ese gran día. Lo mejor de todo es que ahora podemos darle la despedida a los clásicos frutos rojos y las granadas, ya que llega la naranja china, la fruta de moda en la decoración de bodas. ¡Conoce más acerca de esta!

¿Por qué nos encanta?

Primero que nada, por el nombre que recibe en la lengua inglesa: ‘kumquat’. La naranja china se caracteriza por ser un fruto de tamaño muy pequeño con un característico color anaranjado que te hace recordar la primavera. Esta fruta, además de ser deliciosa, también queda perfecta cuando se trata de acompañar la decoración de los montajes. La puedes encontrar en todo tipo de complementos, y es que su versatilidad es tal que, si así lo deseas, le puedes dar protagonismo en ramos, centros de mesa o como regalos lindos para los invitados.

También lee: 8 cosas que no pueden faltar en el gran día 

Foto: Antonis Georgiadis
Foto: Tory Williams Photography
Foto: Melanie Duerkopp

¿Cuándo lucen mejor?

Si tuviera que apostarlo, sin duda pondría mi dinero en las bodas de día y en enigmáticos jardines. Debido a la potencia de su color, la naranja china tiene todos los elementos a su favor para garantizar una mezcla de tonalidades muy interesantes. Esto quiere decir que podrás jugar con ella en espectros que vayan inclinados hacia lo neutro, o bien, en propuestas con un ligero toque cítrico y más a tono con estaciones como la primavera o el verano. Si no me crees, descubre todo sobre la tendencia de bodas de color.

Foto: Rebecca Yale
Foto: Antonis Georgiadis

 

Foto: Antonis Georgiadis

¿Los detalles hacen la diferencia?

¡Claro! Por eso es que te recomiendo muchísimo que utilices la naranja china como decoración en el pastel de bodas, como parte de los jardines colgantes que enmarquen el ambiente, o bien, como acentos sueltos acompañando la propuesta floral en los montajes de boda. No olvides que estas frutas son perfectas para darlas como regalo personalizado a tus invitados, así que ahí tienes otra oportunidad para jugar con su color, su forma y la creatividad que añaden a tu ‘sí, acepto’.

Foto: Antonis Georgiadis
Foto: Antonis Georgiadis

Recuerda que todos son grandes momentos para cambiar las reglas en tu boda y diseñar una propuesta que sea tan original como tú. Si quieres un pedazo de naturaleza, color y creatividad en tu gran día, este es el momento para integrar las naranjas chinas. ¿Te animas?